Ministerio de Culturas y Turismo

Artículos

Reabren el Museo del Oro con iluminación de última tecnología

El Museo de Metales Preciosos Precolombinos, también llamado Museo del Oro, reabrió  sus puertas este mes con una renovada tecnología de iluminación inteligente  para la preservación de las más de 6.000 piezas que se exhiben en sus cuatro salas.

Reabren el Museo del Oro con iluminación de última tecnología
Al ingresar al museo,  se  observan  las salas Introductoria, de Cerámica, de Oro y de Plata, que muestran "tesoros”  de las culturas precolombinas y también de la época colonial.
Así, en la bóveda  de oro,  la más importante del museo, se cambió la iluminación, que ahora es, en su mayoría, de LED y  tiene sensores de movimiento, que se  encienden cuando el visitante se acerca a las vitrinas.  "Se instaló un tipo de iluminación diferenciada en toda la bóveda, teniendo en cuenta  la seguridad para las vitrinas y también la  limpieza”, explicó Leonor Cuevas, jefe de la Unidad de Museos Municipales, dependiente de la Alcaldía de La Paz.
La nueva iluminación estuvo asesorada por una especialista en restauración que recomendó disminuir el uso de la luz amarilla por el calor que produce.
 "Es una luz más contemporánea, que va acorde al cuidado y a la preservación de las piezas arqueológicas.  Esto tuvo  un total de 53.985 bolivianos de inversión”, agregó Cuevas.
También se renovó totalmente el sistema eléctrico, en la primera fase, a 220 voltios. En la segunda etapa de renovación se cambió el  piso, se repintaron las paredes y se refaccionaron los soportes patrimoniales de la bóveda.
"Cambiamos  el piso y las paredes de toda la bóveda. Ahora cuenta con cerámica y  pintura negra satinada. Para la segunda fase se invirtió 120.167 bolivianos. En los años 80, cuando se abrió el museo, se puso alfombra negra y existía el riesgo de un incendio”, añadió.
El proceso de intervención   comenzó  el 2013 con la primera fase y el 2014  se realizó la segunda fase, que implicó el cierre  del espacio.
"Reaperturamos el museo después de cuatro meses.  Se hizo una intervención grande después de 32 años de funcionamiento”, dijo.
En total  se conservan 7.000 piezas y 1.300  restos, que muestran la riqueza del patrimonio precolombino y colonial del país. "Hay un avalúo al 2011, ése es un dato confidencial, pero puedo decir que 80 piezas están valoradas  en casi seis millones de dólares”, comentó  Cuevas.  
"Las piezas tienen características diferentes. Tenemos líticos, orgánicos, textiles, piezas de cerámica, oro y  plata. Todo eso se encuentra catalogado, inventariado e identificado como parte del patrimonio con el que cuenta el municipio”, acotó Cuevas.
 Uno de los conjuntos patrimoniales más importantes que contiene el museo es el Tesoro de San Sebastián, llamado así por el lugar en el que fue encontrado.
"Son más de 100 piezas que componen el ajuar funerario, entre placas, medallas, diademas, pechera, orejeras y tobilleras. Otra de las piezas  destacadas es la fuente magna, que ha sido muy investigada”, comentó Cuevas.
Con la reapertura, la Sala de Plata muestra seis chullpas restauradas en octubre de 2014, mediante un  convenio entre la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y la Fundación Príncipe Klaus. Éstos y otros tesoros se pueden encontrar en el Museo de Metales Precolombinos que prepara proyectos  para la Novena Larga Noche de Museos.

Fuente: PÁGINA SIETE