Los pueblos del sur se aprestan a celebrar la fiesta del sol, se busca fortalecer la cultura de la unidad.

Con la presencia de autoridades originarias del municipio de Tiwanaku, la Ministra de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización Sabina Orellana Cruz, acompaño al Vicepresidente de estado David Choquehuanca en el lanzamiento de la fiesta del sol, “Inti Raymi”, evento a llevarse adelante en más de 22 sitios sagrados en toda Bolivia.

El lanzamiento del evento cultural, dio inicio con una ofrenda a la pachamama, en la que participaron autoridades municipales, asambleístas departamentales y nacionales, los que ofrendaron a la madre tierra símbolos que representan el pedido de paz, unidad y prosperidad para el estado boliviano.

En la oportunidad la Ministra Sabina Orellana Cruz, dio a conocer que este primero de Junio se realiza el  lanzamiento de una de las celebraciones y rituales más  significativas para los pueblos indígenas originarios de Bolivia, “estamos pidiendo al padre sol nos de las energías necesarias para poder vencer este difícil momento de crisis sanitaria que aún estamos viviendo en Bolivia y el mundo, estamos llamados a tener acciones de solidaridad y cooperación como lo realizaban nuestros líderes y mártires; Tupaj Katari, Bartolina Sisa, Zarate Willka, Thomas Katari, Juana Azurduy de Padilla, Apiahuayqui Thumpa  hermanas y hermanos tenemos que consolidar en Bolivia y el nuevo mundo Una Cultura de la Vida”, remarco la autoridad.

El Vicepresidente David Choquehuanca, en su discurso realizo un recorrido histórico y cultural de la luchas de sobrevivencia que realizaron los grupos indígenas; “los indígenas están recuperando su presencia, juntos nos estamos levantando, estamos recuperando nuestra identidad”, dijo el vicepresidente.

Así mismo la segunda autoridad de estado, destaco que la Ministra de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización, Sabina Orellana Cruz, es una mujer que proviene de luchas sociales , mujer de pollera que ahora es una autoridad nacional”.

“El próximo 21 de Junio, todos juntos estamos llamados a ser parte del ritual de recibir los primeros rayos del sol, junto a nuestro padre sol, madre luna, celebramos con nuestras montañas, junto al agua, con el abuelo fuego, todo esto para dialogar a través la hoja de coca”.

El Vicepresidente de Bolivia planteo el desafío para que los pueblos del sur busquen la armonía y unidad. La celebración del 21 de junio está relacionada con el significado profundo de la Wiphala, “tenemos que recordar las luchas de Nina Quispe, originario de Tarako, quien en la clandestinidad lucho para que nuestra cultura no muera y la wiphala siga flameando”.

El inca Huascar se dirigía  a Tiawanaku a celebrar rituales, estos hechos no enseñan en las universidades porque tienen miedo que los indigenas despertemos, destaco el Vicepresidente.

Choquehuanca concluyo indicando que cada ser humano tiene Saphi, “raíz”, tenemos cultura, filosofía, economía, ciencia, ese nuestro saber, sentir vamos a compartir en Tiwanaku, que es el centro, es la Fuente de vida, “Los aymaras no tenemos fronteras, lo que celebramos cada 21 de junio es  la fiesta del sol, “Machaj Mara”,” Wilka Kuti”, “Inti Raymi”

CATEGORIAS
Compartir en: